¡Síguenos!

Deportes

Voleibol cubano sigue dura lucha por cupo a París 2024

Cuba aún tiene opciones y esperanzas de conseguir su cupo olímpico a París 2024

Publicado

en

Ljubljana, Eslovenia, 21 de junio de 2024.- Luego de sufrir una dura derrota ante el equipo local Eslovenia, la selección de voleibol de Cuba tenía la obligación de ganar con holgura a su próximo rival en la Liga de Naciones de Voleibol que era Bulgaria. Y en efecto la selección antillana cumplió y aún sigue con posibilidades de conseguir un cupo a los Juegos Olímpicos de París 2024.

Este viernes el sexteto cubano doblegó a los bulgaros por 3 sets a 0 y con parciales de 25/18, 25/20, 25/18 y esta victoria le deja buenos puntos para sumar en el ranking mundial y optar por el cupo olímpico. Con el resultado suman 6 puntos y ahora esperan por el resultado del partido entre Serbia y Turkiye, que también luchan ese boleto a París a través de puntos en la clasificación mundial.

Los cubanos tuvieron a sus mejores atacantes en Michael Sánchez (13) y al capitán Miguel López (9) Simón (9) y Yant (9). Los bulgaros supieron mostrar su mejor juego en el tercer set, sin embargo los caribeños ha habían captado las particularidades de Bulgaria y supo arroparlos y afinar la defensa, sobre todo en el bloqueo.

Hay que destacar que en este partido se observó mayor trabajo y eficiencia colectiva y no individual en comparación con el partido perdido ante Eslovenos, cuando destacaron Marlon Yant (20 puntos) y Miguel Ángel López (19), pero el resto del equipo no estuvo igual.

Para este viernes en la tarde se enfrentarían Turcos y Serbvios mientras que mañana sábado 22 se enfrentan Alemania contra Estados Unidos y Canadá contra Países Bajos. En la actualidad la selección de Cuba está en la posición 11 del ranking mundial con 251.69 puntos mientras que Bulgaria está en el lugar 19 con un total de 164.70 puntos.

Haz click y comenta

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Anuncio
¡Escuche Radio Miraflores!